IX CONFERENCIA SOCIOINFORMATIVA DE ENFERMOS RENALES


Ayer disfrutamos de un día muy especial junto con personas increíbles, sin las cuales, ALCER no existiría.


La IX Conferencia Socio Informativa se celebró en el Auditórium del Hotel Gran Bilbao, el día 26 de noviembre, presentando todas las intervenciones en castellano y euskera.


Comenzó el Acto de Inauguración de la Jornada con la actuación del grupo Gure Ohiturak Dantza Taldea de Leioa que bailó el Aurresku de Honor, siguiendo con otras actuaciones a lo largo de toda la jornada.Tras ello, Belén Herrera Presidenta de ALCER Bizkaia tomó la palabra para expresar su gratitud a todos los presentes en el auditórium; tuvo un recuerdo muy especial para las personas que ya no están entre nosotros, y afirmó la ilusión que sentía por poder celebrar el 40º aniversario dela asociación, pasando a explicar un poco la historia de la misma.

ALCER, 40 AÑOS DE HISTORIA

La historia de ALCER se inicia en 1977, cuando un grupo de pacientes renales, junto con personal sanitario del Hospital de Cruces, preocupados por lograr mejoras, tanto en la calidad de vida como en derechos de las personas con patologías renales, deciden reunirse y formar una asociación a la que llamaron “Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales, ALCER”.


El año 2017 ha estado marcado por la celebración del 40 aniversario de ALCER, un reconocimiento a cuarenta años de compromiso con la sociedad, desarrollando actos para lograr interiorizar la donación de órganos y mejorar la vida a las personas con patologías renales y sus familias. Han pasado 40 años y el propósito que inspiró el nacimiento de la asociación, permanece intacto: mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro mejor. Y así queremos seguir otros 40 años más.


A continuación intervino D. Iñigo Pombo, Concejal Delegado del Área de Acción Social del Ayuntamiento de Bilbao, que felicitó a la asociación por los 40 años de existencia, animó a seguir el camino emprendido y dijo que la Jornada reunía interés científico, apoyo y unión junto a las Instituciones, labor de autoayuda, solidaridad, voluntariado, que crean valores muy importantes para la sociedad.


Seguidamente habló D. Sergio Murillo, Director General para la promoción de la autonomía personal de la D.F.B., haciendo un breve recorrido de lo conseguido en 40 años, y que el sueño de los que iniciaron el camino se ha hecho realidad, que se han despertado conciencias y que con el apoyo mutuo se consiguen pequeños milagros casi todos los días, lo que hace que la pervivencia con enfermedad renal aumente y eso hace pensar que las cosas se han hecho y se están haciendo bien. Animó a los pacientes jóvenes a seguir luchando, porque el futuro se conquista, y se crea una sociedad más cohesionada buscando fórmulas para adaptarse a los tiempos, y la D.F.B. así como las Instituciones en general estarán siempre dispuestas a trabajar juntos.


Dña. Miren Nekane Murga, Directora de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias, tomó la palabra y expresó su agradecimiento a ALCER por tener la ocasión de reunir a todo tipo de personas e Instituciones con objetivos comunes. Resaltó que ese trabajo de prevención y apoyo mutuo creado en 1.977, fue algo visionario, porque hace 40 años el hablar de prevención y cuidar a pacientes y familiares no existía, con lo que se formó un valor importante en la sociedad para poder hablar de la enfermedad renal y la donación.

Tras estas primeras intervenciones, se pasó a la entrega del recuerdo conmemorativo preparado para esta ocasión especial, a los representantes de las Instituciones que estaban presentes, y a Coordinación de Trasplantes de la C.A.V.

Después fue el Coordinador de Trasplantes, D. Joseba Aranzábal el que habló sobre el trabajo que se viene desarrollando desde el año 1.986, siendo la Comunidad Vasca, modelo para otras Comunidades y otros países. La concienciación social con campañas continuadas en el tiempo hace que a lo largo de los años se recoja la cosecha delo anteriormente sembrado, y los resultados son evidentes.

Siguió dando datos, estadísticas y comparativas que hacen comprender el buen camino emprendido. También incidió en la positividad de la donación porque un 90% de familiares de las personas fallecidas, responde afirmativamente al trasplante. Hay que seguir trabajando por conseguir reducir ese 10% que aún existe de negación. La lista de espera es estable y con tendencia a la baja, teniendo en este momento en la unidad pediátrica, 3 niños que necesitan ser trasplantados.

Seguidamente se pasó a la presentación de otro proyecto que creemos importante y que ya ha comenzado a dar sus primeros pasos. El día 5 de junio se creó el grupo de jóvenes llamado ALCER GAZTEAK, destinado a impulsar actividades de ocio y conocer a más chicos y chicas de su edad con vivencias similares.